Hasta que me quedé sin chocolate

un pedazo de mi barrioEl día de mis setenta cumpleaños volví a mi barrio después de una ausencia de cincuenta años. Me lo concedí como regalo. Quería saborear despacio mis recuerdos. Mansamente, recorrí la estrecha acera que llevaba a mi colegio y volví a ver a mis amigos, a escuchar el crujir de las hojas muertas bajo mis zapatillas, a sentir la mirada precavida de los vecinos clavada en mi nuca, las pistas dibujadas en el asfalto donde hacíamos rodar los cochecitos rellenos de masilla, la pelota de goma, las canicas, los cromos… Mentalmente, en mi paseo, me recordé furtivo en algunos de los inexistentes portales donde robé (o me robaron) los primeros besos, imaginé la impronta del corazón y la flecha con que juré mi primer amor eterno, acaricié la madera de algún viejo banco, arrastré mi mano por las paredes lisas como hacía siempre que recorría el trayecto y me perdí, sin saberlo, como un alma libre cargada de sueños y de esperanzas, en la fronda tupida de la arboleda del paseo donde por primera vez dije un tímido “te quiero”. Aquel día, hasta que me quedé sin chocolate, volví a ser el tímido rubito que siempre andaba con la boca sucia.

 

 

————————————————————————————————————————–

Si te parece oportuno comparte este micro relato, deja un comentario o una crítica. Lo que sea será bien recibido. Contestaré con gusto en cuanto pueda. Gracias.

Felipe Grisolía

—————————————————————————————————————————

 

11 comentarios sobre “Hasta que me quedé sin chocolate

Agrega el tuyo

  1. Que bonito es…. y que bonito tu recuerdo es muy similar al de muchos de nosotros y al leerlo nos hace recordar nuestro primer amor y lo maravilloso que era aquel momento. Me gusto muchooooooooo

    1. Cuando la edad despierta al muchacho que duerme en el interior de nuestro ser, cada rosa se transforma en un jardín y cada piedra en un escollo que nos cambió el destino. Así son los recuerdos, Vannesa, un arma de doble filo. Mientras transité aquel camino se me fue envenenado el alma de nostalgia. Gracias por tu comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Bajo La Estrella: blog de Andrey Viarens

Curiosofando voy por este mundo de literatura

PLUMANIÁTICOS

Un Colectivo Entredosmares

Las plumas del mochuelo

felipe grisolía

El Cuaderno

cuaderno digital de cultura

Licamtropía

Dramas. Reflexiones. Poesía. Pequeñas Grandes Historias.

lascosasqueescribo

Encontrareis relatos, micros, poemas y otras curiosidades

La lengua arrancada

Diánoia: Escribo como si hubiera con quién dialogar.

Zenaida Wheels

Movimiento y relato

Lulibelula's Blog

Un segundo de vida... digital

Bajo La Estrella: blog de Andrey Viarens

Curiosofando voy por este mundo de literatura

PLUMANIÁTICOS

Un Colectivo Entredosmares

Las plumas del mochuelo

felipe grisolía

El Cuaderno

cuaderno digital de cultura

Licamtropía

Dramas. Reflexiones. Poesía. Pequeñas Grandes Historias.

lascosasqueescribo

Encontrareis relatos, micros, poemas y otras curiosidades

La lengua arrancada

Diánoia: Escribo como si hubiera con quién dialogar.

Zenaida Wheels

Movimiento y relato

Lulibelula's Blog

Un segundo de vida... digital

A %d blogueros les gusta esto: