RSS

Mi sirena

Te vi sentada en la playa rodeada de caracolas,
sola, desnuda…
A un lado, tu irisado pelo, brillante,
al otro, la mitad de tu cara.
La cabeza rendida,
opacados de arena, tus pezones;
quebrada, tu cintura;
tu sexo,
toda tú, tan blanca.
¿En qué pensabas?
Estabas lejos.
Quise sorprenderte y me acerqué hasta casi tocarte;
me deshice en lágrimas.

Echaste a caminar.
¿Sabías acaso que era yo quien te guiaba?
Llevabas erguido el cuerpo.
Dejabas tras de ti, en la arena, los puntos suspensivos de tus pasos.
Me moría por besar tus pies
pero acepté la limosna de tus huellas.
¿Lo sabías?
El sol te acariciaba, lamía tus hombros y jugaba con tu sombra.
Me comían los celos.
Creo que inconsciente te burlabas de mí.
¡Tanto te amaba!.
Y de pronto, no sé lo que pasó,
apiadada, tal vez,
como una niña feliz fuiste a mi encuentro.
No te esperaba.
¡Loca! ¡Coqueta!
Te acogí apresurado.
De tanta como creí mi suerte
y mi contento
no dude en cobijarte.
Tú, tal vez, sí lo esperabas porque cediste a mis ansias en silencio.

Y acometí tu cuerpo,
y forcé tu boca,
y enterré mi lengua entre tus piernas como una afilada daga
para guiarte, egoísta,
mirándome en el espejo de tus ojos;
¿sorprendidos?
¿ansiosos?
hacia la tenebrosa sima de mis aguas.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
lascosasqueescribo

Encontrareis relatos, micros, poemas y otras curiosidades

La lengua arrancada

Diánoia: Escribo como si hubiera con quién dialogar.

Zenaida Wheels

Movimiento y relato

corazón de semilla

la educación libre en Gran Canaria

Tinta en las grietas

Montse Espinar

Las plumas del mochuelo

Relatos ilustrados de Felipe Grisolía

Lulibelula's Blog

Un segundo de vida... digital

A %d blogueros les gusta esto: